El chiste que hizo poca gracia


Por Antonio Delgado el 6 de marzo de 2003 - 1:02 pm

Un tipo va caminando por la calle, cuando de repente es detenido por un ladrón enmascarado, arma en mano, que le dice:
–“¡Oye, tú! ¡Dame tu reloj!”.
El tipo le da su reloj, un Rolex falso. El ladrón se queja:
– “¿Qué es esto? ¿Una imitación?. Menudo chasco… ¡Dame tu billetera!”.
El hombre le da su billetera de plástico, imitación Pierre Cardin, con tres billetes de Metro, una foto carnet en blanco y negro y dos céntimos de euro. El ladrón se encoleriza:
– “¡Qué diablos es todo esto…? Oye, tu traje está muy usado, tu móvil es de pega… puf… estás peor que yo. ¿A qué te dedicas?”.
El tipo contesta:
– “¡Soy mando intermedio de Bimbo!”.
El ladrón, quitándose la máscara, le pregunta:
– “¿Ah, sí? ¿De qué planta?”.
Un chiste por ‘e-mail’ provoca un conflicto laboral en Bimbo

4 comentarios
  1. toplus

    Leyendo el artículo completo, me sorprende que no se hable de “falta al derecho de intimidad” o algo así. Ya me parecería fuerte que rastrearan el mail desde dentro de la compañía (que claro, no es demasiado difícil), pero que le rastreen el de su casa, me parece que es muy fuerte. Es legal? quiero decir, despedirte habiendo asaltado de esa manera tu intimidad. Joder, es como si eres funcionario y le envías un e-mail al Presi quejándote, no se, de la política del gobierno con lo de Irak (por decir algo, claro) y te despiden (coño, se me olvidaba que si eres funcionario no te pueden echar). Bueno, es un ejemplo. Pero es que no es cuestión de lo que has hecho para que te despidan, es cuestión de como han obtenido la información de lo que has hecho. En fin, pues eso, muy fuerte.

  2. Alejandro

    Yo creo que no han vulnerado la intimidad de nadie; es muy probable que el e-mail haya llegado al pelota de la empresa y éste lo haya remitido a los directivos.
    En cualquier caso, sigue siendo una vergüenza que noticias como ésta salten a la prensa. Todo apunta a que este empleado figuraba ya en la lista negra de la empresa, quienes casi con seguridad tendrían intención de echarle y sólo han buscado una excusa burda y sin sentido.

  3. Juvenal

    Quizá habría que aclarar, primero, que siendo funcionario *claro que te pueden echar*, y mucho más grave: te pueden dejar aparentemente dentro, pero machacarte laboralmente.
    Pero lo que importa, excepción hecha de que una persona ha sufrido dos arbitrariedades gravísimas sobre su persona, y metiéndonos en el papel del patrón y la lógica del euro, es que al estupidez ha sido echarlo. Cuando el chiste se hubiera difundido, donde pone “Bimbo” más de uno habría puesto el de su empresa o algo parecido, o bien habría leído “Bimbo” pero hubiera pensado que eso se puede decir de tantas empresas que ese nombre llegó al azar: es decir, se habría disuelto el problema como un chiste más. Ahora lo tienen en letras de molde, en Expansión, y yo voy a contar el acto del despido en mis clases como perfecto ejemplo de machacar la imagen corporativa, y de dar la razón que no iba a dársele al chiste circulante. De hecho, si yo fuese jefazo de la empresa y me comportara con la lógica que han mostrado, la lista negra iba a ser de todos los directivos que han intervenido en echar al del chiste, por comprometer la imagen corporativa. Si estamos en la lógica de la pela, a la calle ellos por incompetentes: el chiste está ahora, con nombres, apellidos y razón social, en papel timbrado (magistratura) y en las hemerotecas.
    Yo no puedo saber si, además, el trabajador en cuestión se dedicaba al contrabando de rebanadas de pan de molde, y ahora aprovechan, pero lo que queda claro es que ahora, mediáticamente sus problemas con la empresa son por un chiste, y la imagen es de explotación laboral por los cuatro costados. Me imagino que el abogado laboralista (y/o sindicato) se está frotando las manos de lo fácil que se lo han puesto. De hecho, a ver si no se me olvida usar, “por puro sentido de humor y sin ánimo de menoscabar la imagen de corporación alguna”, la comparación de “eres más torpe que el jefe de personal del Bimbo”.

  4. Centralita

    Bueno, por pan que no quede. A una de mi laboro la despidieron por un paquete de PAN ( Bimbo) y una cola. Luego se lo pensaron. Y la han vuelto a admitir. Eso si, con menos sueldo (que ya pagan poco los jodidos) y sin derecho a antiguedad. Se conoce que trabajar para tener pan no es lo que era.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+