Un apunte a la información que nos llega de la guerra


Por Antonio Delgado el 21 de marzo de 2003 - 11:02 am

Las nuevas guerras no deben de verse por televisión como si fuera una película, es decir, donde la cámara nos muestra imágenes de uno y otro bando siendo imparcial. Como me comentó Roman Gubern en la entrevista que le hice, la misma presencia de la televisión ya influye en las mismas imágenes que muestra. Como recomendación, hay que leer y ver las informaciones “a grosso modo” es decir, que ha habido bombardeos y el ataque terrestre ha comenzado.
Actualmente los corresponsales de los medios de comunicación se encuentran dentro de Irak en varios puntos principales: Bagdad, norte de Irak en la zona Kurda y entrando por Irak desde Kuwait junto a las tropas norteamericanas y británicas.
Los corresponsales que se encuentran en Bagdad, tienen que tener un permiso especial del ministerio de cultura e información quienes les obliga a tener sus equipos de conexión por satélite dentro del edificio -usándolos como escudos humanos- y precintados. Teniendo que romper el precinto y emitir estando presente un funcionario del país. Lo que ocurre es que cuando cae la tarde los periodistas no se les ocurre aparecer por allí y emiten desde sus propias habitaciones de hotel usando pequeños equipos de videoconferencia por satélite que emiten a 64 kbps y del tamaño de un pequeño portatil, por eso se ve esa falta de calidad (como si fuera una webcam de Internet) en algunas comunicaciones. Estos equipos tienen que estar escondiéndolos porque pueden serles requisados ya que no cuentan con la autorización pertinente del gobierno iraquí.
Por otra parte algunas agencias han colocado en la azotea del ministerio cámaras robotizadas a distancia que son las que han captado el primer día el inicio de los bombardeos.
Los que se encuentran junto a las tropas terrestre en su avance desde la frontera Kuwaití, sólo pueden contar los que los mandos les permiten en cada momento -por seguridad de la propia misión- aunque dispongan de más datos.
El resto del país está a “oscuras” informativamente hablando, nadie sabe -excepto por las informaciones del pentágono- lo que está pasando en otras zonas de Irak. Por tanto, es la información más manipulable y de tener “en cuarentena”.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+