Delincuentes culturales


Por Antonio Delgado el 30 de julio de 2004 - 2:00 pm

La polémica surgida a raíz de las declaraciones de la SGAE para que los promotores de la Campus Party limitaran y controlaran el acceso a las redes p2p, ha supuesto un enfrentamiento directo y público entre la sociedad de gestión y la sociedad civil.
Lejos de hacer caso a las “recomendaciones” de la SGAE, la dirección de la Campus Party ha realizado dos charlas sobre Propiedad Intelectual, la primera realizada por Jorge Cortell, uno de los promotores de la adecuación de las licencias CC en España y otra por parte de Pedro Farré representante de la SGAE, quién fue abucheado en la sala, tal y como ha sido recogido en diferentes noticias en prensa y televisión.
La SGAE se quita las máscaras delante de un público entendido y tecnológico para decir su postura, pero esta ha sido realizada con muchas matizaciones respecto a las declaraciones emitidas meses antes en foros públicos donde los asistentes o periodistas no eran entendidos.
Aún así, Pedro Farré reconoció públicamente algo que venimos diciendo desde hace meses, la gran idea de la SGAE y demás sociedades de gestión es poder controlar digitalmente todo los contenidos culturales, para de esta manera controlar en tiempo real los derechos correspondientes. Algo que esta muy bien si sólo se limitan a los socios de la SGAE que quieran conseguir alguna limosna por sus obras, pero en un mundo donde cualquier persona puede ya ser creador -sin estar tocado por la varita marketiniana de una discográfica, por ej-, distribuir y compartir sus obras abiertamente o bajo la licencia copyleft. Con unas leyes más restrictivas en materia de Propiedad Intelectual y con un Gran Hermano cutural controlando los contenidos, se hace muy dificil que el artículo 44 de la constitución -Los poderes públicos promoverán y tutelarán el acceso a la cultura, a la que todos tienen derecho- sea respetado.
Los FUDs para crear incertidumbre y duda no pueden ser mantenidos durante mucho tiempo si la sociedad sabe sus derechos y cuando se le intenta manipular con declaraciones mediáticas que sólo sirven para crear alarma social. Declaraciones como las realizadas por Juan Salom, comandante y jefe del Grupo de delitos telemáticos de la Guardia Civil quien en un curso de verano en El Escorial aseguró que “La mitad de los españoles somos delincuentes” respecto a la Propiedad Intelectual.
El Gobierno español tiene que actuar, ampliando las cárceles o pensando en cambiar las leyes para adecuarlas a la realidad tecnológica y no en la sostenibilidad de modelos de negocios arcaicos y caducos, fomentando la creación de mercados emergentes para la venta y distribución de contenidos culturales con copyright y la adecuación de las próxima Ley de Propiedad Intelectual añadiendo el concepto del copyleft.

Un comentario
  1. No tengo palabras

    Jorge Cortell

    Observo a través de mis feeds que las declaraciones de Jorge Cortell en el Campus party están teniendo una amplia repercusión entre los blogers. Lo citan, que yo sepa en Caspa.tv, Blogpocket, en Microsiervos en cambio optan por comentar las…

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+