Un apunte sobre los ‘falsos’ blogs publicitarios


Por Antonio Delgado el 6 de octubre de 2005 - 1:03 am

Los blogs publicitarios creados para engañar sorprender y rentener a los internautas, es uno de los temas más polémicos de la blogosfera. La utilización del formato blog para la promoción de productos y servicios es algo muy positivo para las empresas, que sin embargo deben cumplir con la legislación vigente identificandole al internauta claramente que está navegando por un ‘espacio publicitario’. En España tenemos varios casos interesantes de analizar, como el blog encargado para la promoción de la película Serenity y el blog Klikowsky creado por Globomedia para una serie de TV del canal vasco ETB.
La página web dedicada a dar a conocer la LSSICE (Ley de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico), publica en su sección de preguntas frecuentes:

Mi empresa tiene una página web con información sobre su actividad, productos y servicios que vende, pero éstos no pueden contratarse a través de la página web, ¿me afectan las obligaciones para los prestadores de servicios?
Sí. La Ley se aplica a toda actividad con trascendencia económica que se realice por medios electrónicos. En este caso, la empresa sólo está obligada a facilitar, a través de su página web, un conjunto de información mínima sobre su denominación, domicilio y actividad, y a asegurarse de que la publicidad de otras empresas que, en su caso, figure en la página web pueda distinguirse claramente del contenido propio de la página y esté identificado el anunciante.

Rubén Sánchez, responsable de comunicación de la asociación de consumidores FACUA, me comenta por email sobre esta cuestión que junto con la LSSI, la Ley General de Publicidad de 1988 “establece la obligación de identificar claramente la publicidad, para que no se produzcan casos de publicidad encubierta o enmascarada”.
Julio Alonso responsable de Weblogs SL, la empresa creadora del blog publicitario de Serenity (que indican que es producido para UIP), me comenta sobre la utilización de blogs publicitarios encubierto que “seguramente te fastidiará la sorpresa, pero incumples la legalidad no dando a conocer el responsable del proyecto y que se trata de un encargo”. Respecto a los blog ficticios, como los creados por el polifacetico Hernán Casciari (actualmente de promoción de su libro) comenta que el diario de leticia es ficción y no es un encargo de nadie, realmente no está obligado a poner el disclaimer, aunque puede haber gente que piense que está “engañando” a la audiencia. Si hay un encargo de una empresa, si que debería figurar ya no sólo desde el punto de vista legal, sino también ético y de credibilidad del blog”.
En estos casos, el falso blog puede ser fácilmente desmontado, pero más preocupante puede ser la creación de posts encubiertos como publicidad en blogs con cierto tráfico. ¿Quién puede asegurar que detrás de un review positivo hacia un gadget de turno no se encuentra la empresa que lo comercializa? ¿El tiempo? ¿La audiencia?

5 comentarios
  1. Eduardo Arcos

    El problema de los blogs falsos es que son las empresas asumiento que los consumidors somos tontos. No se vale.

  2. Antonio

    Especialmente preocupante es lo último que apuntas. Bajo esa premisa podemos también desconfiar de igual manera de las revistas especializadas y de cualquier medio. ¿Por qué aparecen tres minutos de cada estùpida película americana en las noticias de Antena 3, por criterios periodísticos? Es un tema espinoso, yo por mi parte le doy el beneficio de la duda a los bloggers que leo habitualmente, inocentes hasta que se demuestre lo contrario.

  3. Antonio Delgado

    Tienes razón Antonio, es algo que ya ocurre en algunos Medios, y en algunos casos es totalmente descarado.

  4. google.dirson.com

    Yo coincido con Antonio (Error500) en lo de las “publinoticias” de los informativos de Antena 3, que son bastante “llamativas”.
    El caso es que es muy difícil que no haya “noticias patrocinadas” en los medios de comunicación. Es casi imposible que un periodista/blogger no acepte publicar alguna vez una “nota de prensa” de algún producto.
    Encima, en esta WWW tan social y participativa, es muy difícil descubrir que un comentario en un blog o en un foro no haya sido en realidad escrito por el responsable de márketing de una compañía (que lo suelen hacer).

  5. Pilar

    Es una pena porque hay marketinianos que son deshonestos en este sentido (al menos yo lo considero como tal) y nos dan la mala fama al resto. Vender es un arte y puede ser bonito, pero no aprovechándose de la buena fe de la gente.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+