La credibilidad de un blog se la dan sus lectores


Por Antonio Delgado el 10 de noviembre de 2005 - 1:00 am

Aunque este tema parezca un ‘debate superado’, es una de las clásicas preguntas que ha salido siempre en todas las mesas redonda sobre blogs y periodismo a las que he asistido. En esta ocasión está realizada por Victor de la Serna en su sección “Hojeando/Zapeando” en el periódico El Mundo del pasado martes titulada “Blogs o el riesgo de morir de éxito” (suscripción). Destaco los tres párrafos centrales de su columna:

(..)Nada como los blogs ha ilustrado el poder inmensamente democrático de Internet: no cuestan casi nada y su audiencia puede ser gigantesca.Cada ciudadano puede producir unas páginas de aspecto profesional en la Red: su propio New York Times. Y unos cuantos logran justamente eso que parecía imposible: sin apenas gastos, compiten con The New York Times.

Nada más lejos de la realidad, un blog no compite contra el New York Times, y creo que nadie en su sano juicio lo haría. Esta comparación es como montarse una cibertienda y creerse que se está compitiendo con amazon.com por el simple hecho de tener algo en común: un dominio en Internet. Un simple blog no compite contra el New York Times, pero 20 millones de bitácoras en conversación distribuida es un dato para tener en cuenta

Muchos estudiosos consideran que ese periodismo popular hijo de esta tecnología revolucionaria acabará con las demás formas de periodismo y liberará a la sociedad. Quizá. Pero estos últimos días, en medio de una oleada de noticias polémicas en España y en el mundo, el panorama de los blogs le causa a uno más angustia que esperanza. La apertura -crucial para su éxito- a las opiniones de cualquiera que quiera comentar lo que propone el bloguero de turno da lugar a unos cruces brutales de insultos y barbaridades sobre el Estatuto catalán, o el boicoteo al cava, o la muerte de Haro Tecglen… una cacofonía hirsuta y terrible que muchas veces los propios propietarios de los blogs alimentan con su extremismo, su atolondramiento o su mendacidad.

Los blogs son una forma de expresión que reflejan a la sociedad, con sus alegrías, penas y miserias. Javier Candeira suele recordar en este punto la ley de Sturgeon, que viene a decir que “el 90% de todo es basura”. El 90% de las películas, los programas de televisión, las noticias de los periódicos, las bitácoras…

En Estados Unidos causa cada vez más inquietud la mezcla de verdad y mentira, de información y desinformación en los blogs, sin que ningún reglamento ni autorregulación permita distinguir los solventes de los insolventes… y de los delincuentes. Hace días, el suicidio de un estudiante de la Universidad de Oklahoma provocó una oleada de pseudonoticias alarmistas en la Red sobre una conspiración terrorista que la Policía ha podido a duras penas desmentir.¿Cómo defenderse de todo ello? En el futuro será un tema primordial.

Esta corriente de utilizar la figura de “un ente superior” que distinga lo bueno de lo malo,es la utilizada por otros intelectuales de la talla de Umberto Eco que infravaloran el conocimiento colectivo y organizado. Internet (como una red que es) funciona bajo la ley de Metcalfe, donde el valor de una red crece con el cuadrado del número de nodos que la componen. También la meritocracia modera la popularidad de las páginas webs. En este sentido, la red funciona de filtro de si misma.
¿A quién creerías más, a uno que pasa por la calle o a una persona recomendada por un amigo? En este caso ‘el amigo’ puede ser otra bitácora o página que a lo largo de tiempo ha demostrado su solvencia.
Si crees lo que te cuenta el primero que se te cruza por la calle, es tu problema, al igual que si crees a pies juntillas todo lo que escriben los medios. El sentido crítico, motivado por la consulta de decenas de fuentes y puntos de vista, conforma el criterio individual de las personas.
Pregunta abierta: ¿Qué credibilidad tiene cualquier medio ‘tradicional’ el primer día de su lanzamiento? (no vale comparar con Cuatro, pero si con el nacimiento de El País)
Más sobre este asunto en Periodista Digital, Sonia Blanco y Eva Ruiz

2 comentarios
  1. OlePinto

    Curiosamente, con respecto a la frase “¿A quién creerías más, a uno que pasa por la calle o a una persona recomendada por un amigo?”: hace poco vi una referencia a Outfoxed ( http://getoufoxed.com ). Se trata de construir una red de confianza de páginas web, según la valoración que le da la gente en la que “confías”, o aquella en la que ésta confía.

  2. Lourdes Sánchez

    En mi opinión, considero que es cierto que la credibilidad de un blog se la da sus lectores; pero creo tambien que Internet es un medio en el cual todos tienen la misma posibilidad de acceder y dejar plasmadas sus opiniones, en consecuencia de esto, podemos encontrar puntos de vistas diversos que responden a la temática tratada dependiendo de las características de los usuarios. Es asi, que se publicara información verosímil que enriquezca el tema en cuestión, y por otro lado, información de menor seriedad como es el caso de bromas, insultos y demás. De todas formas, es necesario cultivar nuestro intelecto mediante diversas fuentes de información, preguntar y repreguntar, a fin de conformar nuestro propio criterio. Y de esta manera, no limitarnos a una única perspectiva de la realidad y mirar más alla de lo que se nos presenta a simple vista, evitando ser títeres de los medios de comunicación siguiendo un sólo discurso hegemónico.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+