El pasado sábado saltaba la noticia de la detención de 15 personas en España por administrar páginas webs donde facilitaban elinks a archivos disponibles en las redes p2p y al mismo tiempo generaban una actividad económica. Es decir, por tener ánimo de lucro. Ahora será el juez quien determinará si existe delito o no.
Aunque la explicación de la noticia resulta sencilla, la confusión y la utilización del caso para criminalizar a los usuarios está siendo aprovechada por las sociedades de gestión para enviar a la opinión pública la información de que el p2p es ilegal y los internautas están comentiendo un delito. Una situación que empieza a dar sus frutos. Por ejemplo, el titular y noticia completa de este artículo publicado en el diario económico 5 días: Usted está cometiendo un delito.
Volviendo a las detenciones, la nota de prensa emitida por la Policía Nacional contiene numerosas contradicciones. En este sentido, la Asociación de Internautas ha acusado a la policía de crear “alarma social”. Da la sensación que lo importante de esta operación no es lo que resuelva el juez, sino la publicación mediática de la misma operación. Es lo que se conoce como un FUD (una información sesgada para crear miedo, incertidumbre y duda)
Días antes de anunciarse esta operación -que comenzó en octubre de 2005, pero no se ha anunciado hasta la víspera del inicio de las vacaciones de Semana Santa, cuando las redacciones quedan escasas de información- las sociedades de gestión ya calentaba el ambiente con datos erróneos, mostrando su descontento con el Ministerio de Cultura, debido a la pretensión de estas de que la revisión del plan antipiratería incluya más medidas para Internet en pleno debate en el Senado de la próxima reforma de la Ley de Propiedad Intelectual y la creación de nuevos impuestos sobre los derechos de autor.
Este último punto, es el que mantiene una guerra entre los Ministerios de Cultura e Industria. Y no sólo en España. En Bruselas se ha presentado la semana pasada la Alianza para la Reforma de Impuestos sobre los Derechos de Autor (CLRA), creada por la industria tecnológica europea para pedir transparencia y la adecuación a la realidad digital.
Según su portavoz , suponen “una carga fiscal injusta, indiscriminada y no transparente para los consumidores y funcionan de forma contraria a los esfuerzos que realiza la UE para mejorar la accesibilidad a la sociedad de la información”.
Mientras tanto, algunas mayor de Hollywood se están dando cuenta que los lobbys para endurecer las leyes y la criminización de los usuarios no sirve para mantener los margenes de un modelo de negocio obsoleto. En este sentido, Disney acaba de anunciar que ofrecerá para su descarga gratuita las series emitidas en la ABC, la cadena de televisión de su propiedad. Este servicio será financiado con publicidad, que el usuario no se podrá saltar.
Al final, las empresas que mantenga como negocio el criminalizar a sus clientes, en vez de buscar nuevas alternativas -como el resto de sectores económicos- verán como las empresas que escuchan a los nuevos consumidores se les quedarán con el negocio.

Un comentario
  1. Gabriela Monroy Calva

    Entre otras cosas mi microempresa hace estudios cualitativos de mercado, y sobre tu artículo me encantó lo que dices, ya que hace apenas un día comentaba con un colega que en mi país la industria discográfica se percibe paralizada frente a la “piratería”…, nunca he hecho un estudio para esa industria ni nadie que yo conozca…, de espaldas al cliente, además de parálisis-, resulta casi imposible innovar y peor aún, permanecer.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+