Uso social de la telefonía móvil en Japón


Por Antonio Delgado el 9 de abril de 2007 - 7:30 pm

nousesmovil_tokio.jpg

Las últimas dos semanas las he pasado en Tokio de vacaciones. Uno de los temas que he estado observando, ha sido el uso de los móviles en este mercado tan diferente al resto. En Japón existe un civismo tecnológico que manda por encima de la propia tecnología.
La composición que acompaña al post están tomadas en los vagones de trenes de Tokio, en ella se indica que dentro de la red de transportes pongas el móvil en modo vibrador, y si estas cerca de un asiento para ancianos y enfermos, tienes que desconectar el móvil, por si hay alguna persona sentada que utiliza un marcapasos.
En dos semanas, sólo he escuchado una sóla vez la melodía de un móvil en un sitio público, la mayoría de la gente tiene el móvil siempre en modo vibrador cuando están fuera de su ámbito doméstico. Por otra parte, el uso intensivo del móvil, no se hace en conversaciones de voz, sino en el acceso a Internet (más allá del portal de inicio de la operadora de turno) a través del móvil. La competencia es tan brutal, que acceder a Internet desde el móvil es barato y asequible.
En España, donde tenemos las tarifas de móviles más caras de Europa, se vende como un avance tecnológico que traerá bienestar (para eso hacen las cosas los políticos no?) a los ciudadanos que este verano se dará cobertura a 25 estaciones de la red de Metro. Si nadie lo remedia, un verdadero sopor cojer el metro, escuchando las conversaciones de los demás y el tintineo constante del politono de turno.
El avance de una sociedad no lo da la tecnología, sino la educación.

21 comentarios
  1. Matt

    Yo estuve un mes en Japon y el tema del uso del movil es para exportarlo.
    No se oye ni un tono, politono, megatono, chupitono jamas.
    Es mas, no esta muy bien visto que hables con el movil en el metro…..asi no tienes que escuchar al tipico que grita cuando habla por el movil.

  2. kUTRECH

    Cuando nos daremos cuenta de que estas limitaciones no son solo para no molestar nosostros, sino para que nadie pueda molestarnos, esto es como la ley antitabaco, todo el mundo pensaba en si mismo y no en los demas… q pais….
    Hasta ahora el unico reducto de paz era el metro, aunque siempre hay algun “recienllegado” que habla como si quien le escuchara estuviera tras un muro de hormigon…
    Un poquito de consideracion, que mucha gente como yo aprovecha esos ratillos en el metro o el autobus para echar una cabezadilla.. y en este pais otra cosa no pero
    LA SIESTA ES SAGRADA!!!

  3. Nando

    ¡Qué envidia! Japón debe de estar muy bien para visitarlo. Allí están a años luz de nosotros en cuanto a tecnología se refiere. Y parece que en cuanto a civismo también, aunque los politonos de los móviles no es una cosa que me moleste, salvo si lo que está haciendo requiera absoluta concentración.
    Saludos.

  4. kUTRECH

    Cuando nos daremos cuenta de que estas limitaciones no son solo para no molestar nosostros, sino para que nadie pueda molestarnos, esto es como la ley antitabaco, todo el mundo pensaba en si mismo y no en los demas… q pais….
    Hasta ahora el unico reducto de paz era el metro, aunque siempre hay algun “recienllegado” que habla como si quien le escuchara estuviera tras un muro de hormigon…
    Un poquito de consideracion, que mucha gente como yo aprovecha esos ratillos en el metro o el autobus para echar una cabezadilla.. y en este pais otra cosa no pero
    LA SIESTA ES SAGRADA!!!

  5. malaga

    A veces el problema no es la musiquilla sino los interlocutores. Hay algunos que hablan como si no necesitaran teléfono. Supongo que les basta con acordar una hora y ponerse a hablar como de costumbre: A VOCES !!
    🙁

  6. zurbandiego

    PUes vale

  7. Jero

    En realidad es parte de un fenómeno más amplio. En japón es de mala educación hasta estornudar en público, es una adaptación al hecho de que son muchos y viven muy apretados, sino acabarían estornudándole a alguien el la cara (o en la espalda) el metro sería un galimatias de moviles sonado, etc.
    Respecto a las interrupciones hace mucho que pienso que el problema está en que nunca se han buscado sonidos de móvil que se *integren* con el espacio sonoro, sino todo lo contrario, alarmas que lo rompan, por ejemplo, si se hubiera tomado como modelo sonidos de la naturaleza.. algo parecido a un pájaro, o un grillo, etc. (pero suavizado y en electrónico) un sonido que se note pero no moleste, coño, que también es posible. De esta manera si en un vagón sonaran 7 móviles a la vez el resultado sería orgánico y hasta agradable.
    Hoy en día el equivalente de los politonos que se oyen sería, en visual, una persona vestida de amarillo fosforito con pinchos de gomaespuma que se te clavan en los ojos
    …o algo asi

  8. Andrea

    Qué vacaciones! Bueno, pero tienes razón, para llevar el nivel de avance que ellos tienen, se necesita bastante educación, respeto, para que la tecnología no moleste.

  9. romina zapata

    Respetar las normas de convivencia social es una cuestion fundamental en cualquier sociedad que pretende ser civilizada, por la tanto, la forma en que los ciudadanos japoneses hacen uso de sus telefonos moviles es un ejemplo a seguir.
    En Argentina, casi nadie en ningun contexto apaga sus celulares o los pone en modo vibrador. No solo los ringtones suenan todo el tiempo en lugares publicos como reuniones, el cine, el teatro, las clinicas, las facultades, sino que mucho peor, algunas personas responden sus llamados en medio de una clase, por ejemplo, y no salen de lugar donde estan para hablar sino que intentan hablar en un tono bajo. ni hablar entonces, del usos de celulares frente a personas mayores o en el transporte publico.
    Y si, la educacion y no la tecnologia es lo que hace a una sociedad civilizada

  10. Paula Puglia

    Los argentinos hoy en día escribimos un mensaje de texto mientras tratamos de cruzar la calle (y seguro que no es por la senda peatonal), hablamos por celular y a la vez le damos la dirección al taxista para que nos lleve, vemos televisión y estamos atentos al móvil. Parece que lo único que nos importa es tener un celular en nuestras manos, pero obvio, que sea uno de los mejores(con los ringtones más deseados por todos) porque si mañana sale uno mejor lo cambiamos inmediatamente. Todo tipo de tecnología a los argentinos parece que nos hace sentir mejores, demostrando claramente que nuestra sociedad cada vez retrocede más, que la tecnología avanza a pasos agigantados, que la educación, sin dudas, decae cada día. Y que sin lugar a dudas tenemos mucho que aprender sobre algunas costumbre de Tokio.

  11. Stella Guerrero

    El avance paralelo “tecnológico-cívico” de Japón es envidiable e inspirador… más en sociedades disfuncionales como en la Argentina, en donde actuar cívicamente los unos con los otros parece no existir. El fondo de esta crisis está en la incapacidad de este país para adaptarse al “mundo de este siglo”. Es hora no solo de seguir incorporando nuevas tecnologías -los celulares con sus respectivos ringtones- sino, también, de importar “buenas costumbres” para poder alcanzar “ese mundo”. Los argentinos, escépticos por naturaleza y con la queja del tango corriendo por las venas, esperamos con algún optimismo el futuro; adelantémonos y actuemos porque “hay derecho a pedir civismo”: pidámoslo!! para poder convivir en un futuro tecnológico mejor…
    Disculpen, seguiría escribiendo pero: suena mi celular!!!!!…

  12. Andrea

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que se publica, porque la tecnología, que avanza a pasos agigantados en todo el mundo, y a esto no se lo puede ignorar, por una parte.Por otra creo que además este uso social que se le da en Japón, para que se de, si es que alguna vez los argentinos la aprendieramos no pasa solo por la educación sino que también creo que todo esto del uso de los celulares es un problena cultural; ya que en esta sociedad tan individualista no se respeta a las demás personas. Con esto me refiero que hoy los celulares suenan en todos los lugares, públicos y privados, en las más diversas instituciones, así que según mi idea el tema por lo menos en Argentina necesita no sólo educación sino que además tener que replantearnos nuestra cultura en la sociedad

  13. Cecilia Gomez

    Haciendo una comparación con respecto a la Argentina, me parece que esta en lo correcto porque cuando uno sale a enfrentar la vida como todos los días no sólo te encontrás con gente que va y viene, con automovilistas que quieren atropellarse el mundo, con bocinas por doquier y pensás que el unico que estaría ajeno al ruido sería el colectivo pero no es así, ya que todos los días sin querer al escuchar me entero de la vida de millones de personas. Es por eso que la gente hoy en día sufre de tanto estrés.

  14. Marcela Figueroa

    A diferencia de Japon, en la Argentina que es un país de tercer mundo no es tan utilizado internet en los teléfonos móviles porque es más caro, pero en cuanto al uso de los tonos de los telefonos sucede que en cualquier parte donde nos encontremos se escuchan a la vez varios celulares sonando y constantemente. Generalmente esto ocurre en el colectivo, en el cine, en la facultad, osea que no se respetan los lugares cerrados, ni siquiera cuando se indica que se debe apagar el equipo. Creo que es bastante difícil llegar a convertirnos en una sociedad como la japonesa, en dónde es más habitual el uso de internet y la conciencia de la gente es distinta.

  15. johanna fekete

    La verdad es que la diferencia entre Jápón y Argentina es muy amplia, pero va más allá de lo tecnológico. Yo trabajo para una compañía de celulares y la gente que llama para hacer consultas no puede estar ni 5 minutos sin poder enviar un mensaje de texto no imagino a esas mismas personas sin su celular durante un viaje. Ni hablar de aquellos pocos que tiene acceso a internet desde su celular cuando no pueden descargar un ringtone se enloquecen, entonces con esto queda demostrado que no sólo nos separan diferencias tecnológicas sino también cultarales y de comportamiento social

  16. Natalia Tomelín y Belén Burger

    Si bien Argentina NUNCA va a llegar a ser como Tokio en cuanto a su desarrollo tecnológico, (aunque en los últimos años la venta de teléfonos celulares a crecido considerablemente) lo más preocupante es que tampoco llegaremos a parecernos en cuanto a la concientización a la hora de utilizar estas tecnologías, ya que no es raro ver a un taxista o a un micrero, hablar por celular o mandar mensajes de texto mientras manejan, poniendo en riesgo la vida de sus pasajeros y la de ellos mismos, y como este ejemplo podríamos dar muchos otros que se suman a una larga lista de imprudencias que cometemos los argentinos cuando nos encontramos con un celular en la mano.
    Coincidimos en que la educación es lo primordial antes que un gran desarrollo tecnológico.
    Definitivamente deberíamos imitar un poco mas a Tokio al respetar normas de convivencia a la hora de utilizar la tecnología .

  17. eeee

    q gente mas tiquimiquis no españa es españa y japón todos iguales asique respeta y quiere a tu pais so mamones

  18. Pepe Jiménez

    El celular ha hecho que la gente sea más impaciente, siempre está a la espera de un mensaje o una llamada, siempre quiere sentir que vibre o que se escuche el celular. En las reuniones, parece ser que los reunidos quisieran estar siempre con aquel que no fue a la fiesta, y si quieres decir algo muy importante a una persona que está al otro lado de la mesa y requieres total atención, te pedirá que le mandes un mensaje.
    ¿Qué molesta más, escuchar la conversación de dos personas que están sentadas detrás de ti en el metro, o la conversación de una persona hablando por el teléfono celular en el mismo metro? Creo que depende de la conversación, aunque nadie tiene necesidad de escuchar la vida de los demás. A mí, en particular me molesta más la conversación por celular.
    ¿Por qué la gente le da mas importancia a una llamada que a una persona con la que conversan en persona, por qué esa sensación de que una llamada entrante es la noticia de que se ganó la lotería?
    El celular es una herramienta muy útil para la vida nómada, pero también provoca la vida sedentaria, en la que, aunque se tenga tiempo libre, se llama por teléfono en vez de visitar a esa persona, en el caso de que vivan en la misma ciudad. Si se habla una hora por teléfono, por qué no mejor, 30 minutos tomándose un café o una buena cerveza!!
    En todas partes en las que se prohíbe tener encendido el celular, siempre hay uno que suena, muchas veces poco después de que se escucha la voz que dice “favor de apagar sus celulares” Hay gente que simplemente no lo quiere apagar, espera la noticia de que ganó la lotería, o simplemente espera una llamada y siente que no puede darse el lujo de perderla, sin importarle las molestias que cause a los demás, generando estrés. No hay respeto al derecho ajeno.
    En el metro y en muchos lugares, una alternativa son los mensajes de texto, siempre y cuando sean entendibles, pues esto de los mensajes de texto por celular parece que ha traído consigo un idioma aparte, el de los malos entendidos.
    Hasta la próxima

  19. aye

    Ojala fuera posible que en nuestros paises (lo digo por argentina sobre todo) el uso de la telefonia móvil fue mas “civilizado” como en paises como Japon. Es una verdadera maravilla como el progreso y el avance de la sociedad puede estar acompañado por un buen uso, por una educacion civica..y no llena de excesos como en el lugar donde vivo.

  20. freddy

    Hola todos creo que eso se vive en todo los países de
    Sudamérica pero creo que es malo comparar entre un país
    Y el otro ya que cada uno tiene sus ventajas. Pero como
    Consejo es mejorar la siguiente generación que va viniendo
    Por que nosotros estamos un poco podridos jajaja.. Pero alo que
    Quiero llegar es que hay que tener optimismo de que nuestros países
    De Sudamérica que crezcan y se desarrollen pero para eso tenemos que
    Cambiar nosotros primero. Yo soy de Perú y creo que se vive lo mismo
    Pero intento cambiar mis costumbres y de mi pais entonces hay un largo trabajo
    Que hacer.

  21. Anónimo

    asu

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+