Situación actual de la banda ancha en España


Por Antonio Delgado el 7 de octubre de 2007 - 6:48 pm

El último informe de la Fundación Orange, indica que España ocupa el puesto 22 de 28 países europeos en desarrollo de la Sociedad de la información, donde 40% de las líneas de banda ancha se encuentran concentradas en Madrid y Barcelona y las empresas de telecomunicaciones han triplicado sus ingresos por banda ancha en los últimos tres años. Es uno de los países de Europa donde más caro resulta la contratación de una línea de banda ancha y sólo el 4% de los hogares tiene una línea de 20 megas.
Actualmente, el 40% de los hogares españoles dispone de una conexión de banda ancha, según los datos del observatorio de Red.es. El año pasado, casi un millón de hogares estrenaron una conexión de banda ancha.
Según Telefónica, en 2009, España tendrá una penetración superior al 130% en telefonía móvil y más del 50% de los hogares tendrán una conexión a Internet de hasta 50 megas, mientras que el 70% de los ordenadores portátiles tendrán banda ancha móvil con 7 megas de velocidad.
En este contexto, Telefónica tiene previsto invertir más de 8.000 millones en mejorar sus redes para hacer frente a la demanda, pero no está dispuesto a hacerlo sobre aquellas zonas menos rentables.
Hace un mes, en el Encuentro de las Telecomunicaciones organizado por la UIMP, Telefónica pidió a la CMT un nuevo marco regulador según tres zonas de competencia.
Telefónica pide libertad absoluta para la fijación de precios en aquellas zonas donde compita con otros operadores con infraestructuras propias como ONO. Es decir, sin regulación para las zonas de alta competencia.
En las zonas donde compita con otros operadores, pero estos utilicen la red troncal de Telefónica, esta admite que su red pueda ser regulada y compartida.
Por último, en las zonas donde actualmente no se hayan desplegado redes, por no resultar rentable para las empresas, Telefónica pide que sea la administración pública la que financie la construcción de redes públicas sobre las cuales las empresas de telecomunicaciones den servicios de banda ancha.
A esta propuesta se sumaron los cuatro grandes empresas de telecomunicaciones, es decir, Telefónica, Vodafone, Orange y Ono, mientras que la CMT ha dado el visto bueno a las dos primeras opciones, dejando la tercera opción al gobierno, ya que para que esto se pudiera realizar, el Gobierno debería incluir a la banda ancha dentro del servicio básico universal, como lo es actualmente la telefonía fija.
¿Qué supone esto? Actualmente, la declaración de un servicio como universal, significa que todos los ciudadanos tienen que tener acceso a ellas y la administración debe hacer un esfuerzo para cumplirlo. Actualmente al no ser la banda ancha un servicio universal, en multitud de zonas rurales es casi imposible que ninguna empresa llegue a prestar el servicio en algún momento o si lo hacen sean a unas velocidades actualmente ineficientes.
Por este motivo, España puso en marcha un programa de extensión de la banda ancha en las zonas rurales a través de una financiación de la Unión Europea, que ya ha manifestado que España podría ser multada por el ‘déficit’ de banda bancha conseguido tras la inyección económica que les otorgó. La mayor parte de los internautas españoles también culpabilizan al Gobierno de esta situación.
Sin embargo, cuando parecía que en la nueva Ley de Internet (LISI) iba a recoger a la banda ancha como un servicio básico universal, la última enmienda presentada por el PSOE recoge el derecho a la banda ancha “pero en los términos y calidades definidos por la normativa comunitaria para el servicio universal”.
Como indica El País, la directiva a la que hace referencia el PSOE en su enmienda no especifica que se entiende por banda ancha, dejando en manos de los gobiernos su definición y regulación. Es decir, el Gobierno español le pasa la pelota a la Unión Europea, que ya dejó claro que esto debía ser definido por los distintos Estados europeos.
De esta forma, el Gobierno se desentiende de proporcionar unas mínimas garantías de velocidad y calidad en el servicio mientras que las empresas de telecomunicaciones se preparan para invertir casi exclusivamente en las grandes ciudades.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+