El pasado viernes se conoció una nueva propuesta de Ley de copyright, conocida como Bill C-61, en Canadá. Esta propuesta ha sido impulsada por el ministro de Industria, Jim Prentice, un viejo conocido por los activistas de los ciberderechos que llevan desde el año pasado criticando esta propuesta de ley. No son los únicos, una coalición de artistas y músicos canadienses como Sarah McLachlan, Broken Social Scene y Avril Lavigne se han opuesto a la ley por tres principios principales:
– Denunciar a nuestros fans es destructivo e hipócrita
– Los sistemas anticopia (DRM) son arriesgados y contraproducente
– La política cultural debería apoyar a los artistas canadienses
Esta propuesta de ley, pretende adaptar la legislación en copyright de Canadá a los nuevos tiempos, en un país donde -al contrario que en España- el derecho de copia privada no existe. Entre las medidas, está la rebaja de 20.000 dólares canadienses (12.683 euros) a 500 dólares canadienses (317 euros) a quienes realicen copias de ficheros digitales para uso privado. Para aquellos que rompan sistemas anticopia, la multa asciende hasta 20.000 dólares candienses.
Una ley que sólo gusta a la industria cultural y que siembra muchas dudas al criminalizar a los ciudadanos, romper la neutralidad de la red e interferir en sus comunicaciones electrónicas, siendo una intromisión en la libertad y privacidad de los ciudadanos
En España, esta noticia ha sido recogida por medios de comunicación como El Mundo, El País o Público. Con dos titulares falsos (El Mundo y El País) y otro que se acerca más a la realidad (Público):
– ElMundo.es: Compartir música en Canadá mediante P2P será sancionado con 12.700 euros
– ElPais.com: Canadá multará con 12.600 euros a quien comparta música a través de programas P2P
– Publico.es: Canadá, en contra de las descargas P2P
El caso es más sangrante, ya que en el desarrollo de la noticia en El Mundo y en El País se explica las nuevas multas y los conceptos. Un ejemplo con la noticia en El País. Las negritas son mías:

La ley reducirá la multa personal de los canadienses por hacer copias ilegales de música y películas para uso privado a 500 dólares canadienses (unos 316 euros), frente a los 20.000 que podían imponerse hasta ahora (unos 12.680 euros).
Estas penas de hasta 20.000 dólares canadienses se aplicarían en caso de pirateo de los sistemas digitales anticopia, por ejemplo para hacer una copia no autorizada de un juego de ordenador.

¿De dónde se han sacado el titular? Yo no me lo explico. Como tampoco que ningún medio haya puesto en contexto la situación o recogido parte del movimiento social de internautas, asociaciones de consumidores y artistas famosos de Canadá que están en contra de esta iniciativa de Jim Prentice.

3 comentarios
  1. Gonzalo Martín

    Dos posibilidades, capaces de ser simultáneas: la tradicional “malaprensa”, una opción nada desdeñable (casi siempre que lees algo de lo que sabes o entiendes, las cosas son parecidas), o la conspirativa: los dueños de los periódicos tienen intereses en el mercado audiovisual y están encantados de dar un mensajito. Curiosamente, mañana se presenta el nuevo tinglado para asustarnos a todos y sacarle al gobierno la regulación francesa.

  2. HernanKowalsky

    Como curiosidad y tal y como dijeron en userfriendly.org
    1) da igual lo malo que sea el sistema anticopia, con colocar un bit defectuoso en la canción algo que el reproductor pueda compensar, ya hemos roto el “código” Zas! multa
    2) cada vez que abras un archivo con tu navegador estás haciendo una copia del mismo, o ponemos los navegadores sin imágenes o Zas! multa
    3)elimina el “fair use” no permitiendo el uso y modificación de propiedad intelectual para parodia de modo que todos los humoristas que mencionan cultura geek, Zas! multa

  3. Defunkid

    Aquí te dejo una divertida dedicada al ministro Prentice:
    http://lamundial.net/569/copyright-neurosis-ministro-canadiense-for-the-love-of-money

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+