¿Dónde están mis lectores?


Por Antonio Delgado el 31 de octubre de 2008 - 11:54 am

La comunicación va pareja al ser humano y no es exclusiva de los medios, por eso en los grandes percances la gente se lanza a buscar cualquier forma de comunicación para usarlo de manera intensiva. Ya lo hemos vivido en Internet con atentados recientes como el 11S, 11M o el 7J.
Para el periodismo, estos nuevos cauces comunicativos son una oportunidad para interactuar con sus lectores. Sin embargo, el empaquetado que realizan del “periodismo ciudadano” es ridículo, basado en una simplificación de la relación de las personas con las marcas. Olvidan que es una relación que se construye día a día en una relación entre iguales.
Por otra parte, el talón de Aquiles de las redes sociales es ser considerado el bar de moda. Después de una etapa que todo el mundo entra, poco a poco su uso va cayendo en picado al mismo ritmo que otro garito abre. Eso es debido a que estas redes sociales no están construidas sobre relaciones personales reales que son las que permanecen. Es decir, siguiendo con el ejemplo del bar, están pensadas como si fuera un local donde hay que dejarse ver y pero donde pocas veces estas relaciones están sustentadas sobre una base real de amistad, compromiso y sentimiento de grupo. Esto es algo que me gusta de Tuenti, su interés por conectar las relaciones personales reales que se viven fuera y dentro de la red y que refuerzan la comunicación de los grupos sociales que lo conforman.
Por eso en el atentado terrorista en la Universidad de Navarra los estudiantes han utilizado para comunicarse sus propias redes sociales para saber en todo momento la situación de sus amigos y el sentimiento del grupo. En esos momentos, los estudiantes no están pensando en enviar un mensaje a un SMS premium para que su foto aparezca en la portada de un diario digital.
Yo-ComunidadA las pocas horas y en Cáceres, cinco responsables de medios digitales debatían sobre el futuro del periodismo en Internet y como las propuestas de participación dadas por estos medios para que los estudiantes de la Universidad enviaran sus fotos tuvo escasa o nula participación, a pesar de que el atentado fue a escasos metros de la facultad de Comunicación.
¿Dónde estaban las fotos del atentado? En Tuenti y no como un ejercicio de periodismo ciudadano, sino dentro del proceso de comunicación e identificación del grupo. Actos, que muchos años antes también se han dado en otros canales comunicativos en Internet, como los chats de los portales generalistas o dentro del IRC-Hispano. La información y comunicación directa entre los amigos. Las conversación está en Internet.
¿Donde están el resto de las fotos? En medios locales como Diario de Navarra. En este caso, observamos como en los medios locales, la participación funciona, ya que el sentimiento de comunidad es aún lo suficientemente fuerte como para conseguir una acción del lector.
Los medios ven como su actual reconversión los lleva a convertirse en empresas basadas en las relaciones entre las comunidades debajo de la marca informativa. Por tanto, deben convertirse en empresas de Internet donde situar la marca en el eje transversal de la comunicación humana. ¿Lo conseguirán?
Actualización.- Ramón Salaverría, ha realizado una encuesta entre sus alumnnos y ofrece unos datos muy interesantes sobre como actuaron sus alumnos de la UNAV.

2 comentarios
  1. forti

    ¿por qué tuenti? ¿qué se diferencia de otras como facebook.com.

  2. Jordi

    Yo creo que lo más significativo de todo esto que cuentas es que el sentido de comunidad unido a las nuevas tecnologías hace a los medios de comunicación prescindibles, los echa a la periferia del círculo concéntrico, y casi fuera del ámbito de la sociedad de la información. El medio de comunicación ya no es el periódico, sino la propia Red.
    Saludos,

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+