Televisión pública en tiempos de Internet


Por Antonio Delgado el 3 de octubre de 2008 - 2:51 pm

Si Internet hubiera sido inventado por las cadenas de televisión, en España sólo tendríamos para visitar 10 webs que estarían llenas de popups y dialers. Es la conclusión que saco después de comprobar como los principales directivos de las empresas audiovisuales se quejan de que la multiplicación de canales en la TDT les va a dejar sin ingresos publicitarios. Son más a repartir un trozo de pastel que este año es más pequeño. Además, estas nuevas cadenas de TDT están infectadas de dudosos programas dedicados a generar ingresos mediante las llamadas de incautos a teléfonos de alta tarificación. En España, son medio millón de personas las enganchadas a este tipo de concursos.
Cadenas como La Sexta, apuestan por la creación de una TDT de pago, para lanzar una oferta comercial de deportes como fútbol y fórmula 1, bajo el lema “un partido, un euro”. Si el gobierno no hace caso a sus pretensiones, amenazan con una “burbuja audiovisual”, ya que muchas empresas del sector pueden desaparecer. Con esta mentalidad no se que futuro piensan tener en Internet
En este contexto, uno de los rivales de las cadenas privadas es la televisión pública. Una entidad estatal que se mantiene bajo el compromiso de emitir contenidos de interés general y dar cabida a toda la ciudadanía.
Me animaba Gonzalo hace unos días a debatir sobre el modelo de televisión pública que deberíamos tener a raiz de del discurso que realizó en unos desayunos Luis Fernández, presidente de RTVE. Las televisiones privadas, agrupadas alrededor de UTECA, la asociación en la que están presentes las principales televisiones del país, considera que hace falta un debate nacional sobre el tipo de televisión que queremos. Un eufemismo para decir la televisión pública que quieren ellos. Es decir, que moleste poco, no les quite ingresos y le subvencione las productoras privadas.
Para presionar el debate, han lanzado a los medios un estudio (PDF) financiado por ellos, sobre el grado de cumplimiento del servicio público de televisión española, cuya conclusión es que más del 40% del tiempo de emisión de La 1 no es de interés público.
¿Tiene sentido una televisión pública en tiempos de Internet? Yo creo que si, pero quizás con otro modelo, ya que las mismas reivindicaciones que hacen las cadenas de televisión, también puede hacerlo los medios digitales, contra los que compite el portal de rtve.es.

7 comentarios
  1. Gonzalo Martín

    Gracias por contribuir, Antonio.
    Efectivamente, el panorama está que arde. El tema de la “burbuja” no es más que empresarios que no quieren perder la partida y han pedido (Contreras) que lo civilizado es hacer ” planificación urbana” y no tener el “far west”.
    Con esos términos, es fácil influir a la opinión pública para que todos pensemos que la televisión no puede ser como los periódicos, que si no vendes cierras o te compran. A juicio de Contreras, sería malísimo, para cosas como el pluralismo y su cuenta de resultados. Nadie se pregunta si sería bueno para la ciudadanía.
    Es bien cierto que quieren una tele pública que “no moleste”. Es lógico. La pregunta es si sirve para algo que la haya. ¿Es al final el máximo servicio público, como dice UTECA las retransmisiones institucionales y las ceremonias religiosas? Precisamente, ahí es donde internet tiene un papel.
    Sí, el empresariado es cínico, pero ¿alguien esperaba otra cosa? Contreras quiere que le regulen el patio, tener TDT de pago con las cartas marcadas (ellos ya tienen los derechos deportivos) y que Globo le siga vendiendo a RTVE programas que no le quitan publicidad.
    Pero, mientras, las publicas hacen de privadas con nuestro dinero. Algo sobra. Y algo falta.

  2. lajota

    Respecto a los 500 millones de personas enganchadas a los programas 90x es para alucinar, porque de concursos no tienen nada. Son un sorteo en toda regla. Una presentadora brasileña con acento dominicano que se expresa como una rusa me ruecarda mucho a unas luces que se encienden y se apagan a lo largo de las carreteras españolas. Me pregunto si cualquier tipo de gremio o empresa puede adquirir una licencia para montarse una loteria. Por ejemplo, un mecanico te cobra 120 euros en vez de 60 por cambiar la rueda pero entras en el sorteo semanal de un coche.
    En cuanto a las llegada de la TDT si van del rollo de Mª Teresa Campos que te mete 4 minutos de anuncios para luego decirte hasta mañana en un espacio de 15 segundos escasos, pues vale, mañana te verá tu….

  3. BALON

    Creo que llevas razón. Los de la sexta buscan el negocio y acabar con digital plus y comerse las migajas.

  4. Juancho

    1. Hay que privatizar TVE1, ademas de las cadenas autonomicas.
    2. Hay que enfocar TVE2 en la cultura y la educacion, e.g. teatro, musica, documentales, programacion infantil, cine clasico, deporte minoritario. Si los contribuyentes vamos a subvencionar un canal publico, que sea de calidad.
    3. Hay que poner fin al fraude de estos pseudo-concursos, y, de hecho, a todos los fraudes que son las lineas telefonicas de pago.

  5. Anel77anel

    Yo a veces he visto concursos de esos a altas horas de la noche y la verdad es que son patéticos, nadie llama apenas y hay veces que llama la misma persona varias veces para decir cualquier tontería y hacer de “gancho”. Sin nombrar que cuando llamas tienen que decirte que eres un número al azar (se supone) y si eres el 10 entras en directo, por lo tanto 1 de cada 10 personas debería entrar en directo a responder la pregunta del concurso, esto es totalmente mentira, creo que tan solo una de cada 25 personas, sin exagerar, consigue entrar en directo.

  6. Anónimo

    Es necesario abordar la problemática de una forma global en la que prime el interés social y que tenga muy en cuenta los avances tecnológicos. El gobierno debiera impulsar una Ley Audiovisual que recoja a estas nuevas realidades sin dejarse presionar por los que quieren quedarse con toda la tarta, si no pasará como con la burbuja inmobiliaria.

  7. Jofsen

    Estoy de acuerdo con la frase: “Si Internet hubiera sido inventado por las cadenas de televisión, en España sólo tendríamos para visitar 10 webs que estarían llenas de popups y dialers”, pero eso ya pasó en Internet. Pero, afortunadamente, evolucionó por exigencias (tendencias) de los usuarios hacia otro modelo de publicidad más “inteligente”. La caja tonta sigue siendo tonta.
    En cuanto a la necesidad o no de una cadena pública, creo que si es necesaria pero muy distinta a la que tenemos hoy en día.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+