La industria de periódicos ha acabado pero no han dimitido sus fundadores


Por Antonio Delgado el 21 de enero de 2009 - 3:39 pm

“La industria de los periódicos, nacida en el siglo XIX de la mano de la revolución industrial, se ha acabado.” Con esta frase abre el diario El País una información que celebra el anuncio realizado por el consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, a toda la redacción del periódico para intentar parar una nueva huelga, debido a la incertidumbre existente dentro de la empresa de cara al futuro. El País ha anunciado que en menos de tres meses se va a producir una reunificación de las redacciones digital e impresa para tener capacidad de supervivencia. Un anuncio que debe actuar en consecuencia: ¿Veremos a un empleado curtido en la versión digital asumir responsabilidades en la compañía o será un “apártate niño, que vienen los profesionales”?
No son los únicos. La lamentable noticia del cierre de ADN.es y el posterior anuncio de que la versión digital será mantenida desde la redacción impresa va en esta misma línea. ¿No hubiera sido mejor despedir a la redacción de papel y hacer dos ediciones desde la digital?
Sin hacer sangre de errores del pasado, como cerrar la edición bajo siete llaves, diré que estas empresas sólo han tardado 10 años en darse cuenta del cambio social que se estaba produciendo. Ahora los periódicos se lanzan a inventar de nuevo Internet. Sino fuera por los 3.000 periodistas despedidos en el último año en España, me moría de la risa.
Internet sólo para vender más periódicos
Para Cebrián y otros ejecutivos de medios de todo el mundo, Internet era un pozo donde tirar contenidos de la versión impresa para vender más periódicos de papel. Nunca pensaron ni quisieron imaginar que se iba a convertir de una forma tan brusca y acelerada en el principal canal.
Hemos pasado en pocos años de “el internauta exigente empieza a comprender que el todo gratis en la Red no es precisamente sinónimo de calidad y fiabilidad” a “EL PAÍS se refunda para ofrecer contenidos singulares y de calidad, aprovechar el acceso a los lectores a través de la Red, y distinguirse dentro del exceso de oferta informativa actual.”.
De “ha llegado el momento de trasladar a Internet la lógica que rige en el mercado tradicional de prensa: lo que tiene valor, cuesta” a “En cinco años, con toda seguridad existirán periódicos escritos. Dentro de 10, si se hacen las cosas precisas, a lo mejor, probablemente sí”.
Ahora, estos cambios acelerados se van a producir como cuando te das cuenta la noche anterior de que al día siguiente tienes un examen final de carrera. Una reconversión industrial que va a costar sangre, sudor y lágrimas en este tipo de empresas, ya que sus estructuras actuales no están preparadas para afrontar estos nuevos retos. Ahora es el turno de correr y de intentar hacer algo, aunque sea morir con las botas puestas antes de asumir los errores.
Nuevos frentes, misma mentalidad
El problema de estos ejecutivos es que siguen pensando con la misma base estructural en su cabeza: “Si antes tenía un canal, ahora voy a tener múltiples, uno por cada pantalla donde alguien sea capaz de leer dos párrafos”. Sin embargo, se vuelven a equivocar. ¿Quén dedica hoy una hora al día en leer un periódico completo? Ni el corrector del medio -a tenor de los errores que se publican– lo hace.
Hemos pasado de leer 50 noticias de una sola fuente (un periódico impreso) durante una hora, a leer en ese mismo espacio de tiempo 50 fuentes de cualquier clase y condición. El consumo actual no se hace de un único medio sino de múltiples fuentes en ese mismo tiempo. Si a esto le unimos que actualmente el porcentaje de negocio -en cuanto a facturación publicitaria en Internet en España- está por debajo del 15% (según mis propias estimaciones) con respecto al total del mercado. Nos encontramos con que la posición que ocupan los medios en Internet, en cuanto a peso, es muy inferior al que tenían cuando no existía Internet como fuente de información. Son empresas que tienen a la fuerza que soltar lastre: Desde edificios a mentalidades. ¿Lo conseguirán? Que se lo pregunten a las productoras audiovisuales de TDT.

10 comentarios
  1. Gonzalo Martín

    Si lo que se dice que El País ha filtrado es verdad, los noventa mil de coste empresa medio por miembro de la redacción del periódico, esto es más duro que la reconversión de Sagunto. Simplemente, ha muerto un tipo de estructura. Lo malo es D. Juan Luis está convencido de que con el papel se salva la democracia (aunque mueran los árboles) y es su misión personal mantener la llama de su opinión pública, la que él dirige, controla, educa, manipula y alinea en función de los intereses legislativos de su empresa. Además de lo estupendo que es quedar a comer con Felipe, Gabo…

  2. Juan Luis Polo

    Lo malo de mi tocayo es que él no se va dejando que gente distinta haga cosas distintas; desatiendo el buen consejo de A. Einstein:
    “No pretendamos que las cosas cambien, si siempre hacemos lo mismo.”
    Pero claro Einstein era un genio 😉

  3. hombrelobo

    Este artículo de Seth Godin parece escrito como un comentario a tu artículo: http://sethgodin.typepad.com/seths_blog/2009/01/thats-a-special.html
    No tiene desperdicio, pero como frase os dejo: “The new business isn’t the same as the old business, just with computers.” Vamos, que el nuevo negocio no es el de antes, pero con ordenadores.

  4. Darío Sanz

    Alguien que, desde dentro, explica bien lo que está pasando ante cualquier acontecimiento: http://www.elpais.com/articulo/Pantallas/Decibelios/elpepiopi/20090122elpepirtv_3/Tes/

  5. Anónimo

    Buen análisis. Ayer entrevisté a José Luis Orihuela y sigue una línea similar. Entre otras cosas, comenta que “ya era hora de que los medios comenzaran a reconocer que tienen que reinventarse”.
    http://www.gentedigital.es/blogs/gentedeinternet/32/blog-post/585/j-l-orihuela-ya-era-hora-de-que-los-medios-comenzaran-a-reconocer-que-tienen-que-reinventarse/

  6. Pedro Jiménez

    Excelente el post!

  7. elcaminante

    Hola, he entrado aquí creyendo que era un blog sobre televisión y sobre algo muy casposo: los Reality Shows. Sin embargo, no todos son así. También hay realities solidarios. Yo estoy esperando el resultado del cásting de uno por el que puedo ganar 3.000 euros. No estaría mal. Gracias.

  8. Anónimo

    Muy buen artículo y muy de acuerdo. Me gustaría estar en esas reuniones de ejecutivos donde se habla de Internet. Sospecho que las barbaridades que se dicen son “a lo Marta Pastor”.

  9. Pedro Bravo

    Lo están haciendo muy mal. Todos. Y no sólo en su posicionamiento en la Red. Es que tampoco están sabiendo ofrecer un producto que atraiga a nadie al quiosco. Al revés, la prensa de papel es cada vez más ligera e inconsistente, más preocupada por agradar a los anunciantes que a los lectores. Y eso es siempre una mala idea pero es peor en tiempos como éstos.

  10. El Blog Comercial

    Por mucho que se quieran resistir el periodismo tradicional tiene los días contados, las ediciones de papel quizá no se eliminen pero las reglas del juego van a cambiar.
    Lo que esta claro es que el concepto de periodico y periodista va a sufrir un duro reves. Un periodista ya no solo va a ser el tipico licenciado que escribe en una redacción, va a ser cualquier ciudadno de a pie que sea capaz de transmitir las noticias, puedes ser tu o yo mismo, aunque, claro esta que un a persona formada en las ciencias de la información tendrá mayor capacidad y posibilidades de ejercer.
    Los corresponsales como tal van a desaparecer, cualquiera de nosotros puede ser un corresponsal y publicar una noticia de la que se haga echo cualquier medio del mundo.
    Los periodicos serán como una especie de servicio de promoción de noticias, ellos seleccionaran que a quien se le publicaran las noticias (esta claro que el filtrado ideologico seguirá existiendo) y tendran sus propias fuentes permanentes a modo de redacción.
    Se avecina un cambio, repito, quieran o no los grandes.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+