Este post está embargado hasta nueva orden


Por Antonio Delgado el 20 de septiembre de 2010 - 5:16 pm

Enviar una información a medios y bloggers con embargo (es decir, con la prohibición de ser publicada hasta una hora y día señalados) se ha convertido en una costumbre que cada vez tiene menos éxito en Internet.

Normalmente, los embargos se utilizan en las revistas científicas, para adelantar algún estudio publicado en el siguiente número. Las agencias de comunicación contratadas por las grandes marcas también utilizan los embargos para adelantar noticias a los medios (son muy habituales en las presentaciones de nuevos productos en el sector tecnológico).

Sin embargo, esta táctica de comunicación cada vez encuentra más problemas para su supervivencia, debido a varios factores como son la multiplicación de las fuentes -ya que no sólo comunicas a medios tradicionales- o la instantaneidad que da internet donde cualquier
noticia relevante publicada en cualquier parte puede ser noticia en todo el mundo en pocos minutos y convertirse en “trending topics” en Twitter.

El periódico The Wall Street Journal no acepta noticias de embargo que no sean relevantes, y el blog Techcrunch, cansado de las agencias de PR, anunció en 2008 que dejaba de aceptarlos.

Existe un blog muy curioso, Embargo Watch que se dedica a recopilar las roturas de embargo realizadas por los medios y el tratamiento de las mismas por parte de las revistas científicas. Entre otras historias de interés, está la llamada “Ingelfingered Rule” por la cual muchas de estas publicaciones científicas no publican nada que previamente haya sido publicado o referenciado por otra publicación, lo que en ocasiones produce situaciones tan absurdas como que un científico haga una pequeña declaración sobre su trabajo a un periódico local y posteriormente una revista científica considere que su trabajo ya había sido publicado. Estas publicaciones científicas defienden que los embargos son importantes para publicar información más precisa.

Una de las roturas de embargos más famosas que se producen cada año es el discurso del Rey de España con motivo de las fiestas navideñas. Es habitual que este embargo se rompa en algunos de los portales o medios que disponen de una integración e indexación automática de las noticias que llegan por agencias. Por ejemplo, una simple búsqueda en Google con la cadena “Embargada hasta las EFE” tiene 28.000 resultados.

He preguntado a los responsables de contenidos de dos redes de blogs, Marilín Gonzalo de Hipertextual y Antonio Ortiz de Weblogssl junto con Antonio Martinez Ron “Aberron” blogger, periodista y coordinador de Lainformacion.com cómo tratan las noticias embargadas en sus respectivas redes. Por la otra parte, he consultado con David Readman, director de cuentas de la agencia de comunicación Doctor Press.

Marilín me dice que sólo están dispuestos a aceptar un embargo de información siempre y cuando este material les parezca interesante. En el caso de recibir una información de embargo, la respeta, pero si la noticia ha aparecido antes del fin del embargo en algún medio, consideran que la noticia ya ha sido publicada y en ese caso tienen vía libre para publicar lo que crean conveniente.

Antonio Ortiz me cuenta que normalmente donde reciben informaciones de embargo es en el sector tecnológico y en ocasiones puntuales en el resto de temáticas. Siempre cumplen los embargos que firman aunque me comenta que “nuestra posición a veces se ve perjudicada: quien no los firma o los firma y no los cumple sale beneficiado porque tiene ‘la
exclusiva'”. Antonio recuerda algún caso donde les han reclamando por información sobre la que había embargo, pero que a ellos no la habían recibido o firmado. En este caso, la consecuencia es que las publicaciones que habían firmado el embargo se lo saltaban al ver que un blog ya lo había publicado.

Antonio Martínez Ron “Aberron” me cuenta que en la redacción es útil tener una noticia con embargo porque permite trabajar en ella mas tiempo y preparar la historia con algo de profundidad. En este punto, Aberrón se plantea si tiene lógica que todos los medios cuenten la misma historia a la misma hora.

Respecto a cumplir con el embargo, piensa que un medio serio debe cumplir escrupulosamente con el mismo, ya que si no se respeta este pacto, entre otras cosas, se corre el riesgo de dejar de recibir otras informaciones. Al igual que Marilín y Antonio Ortiz, considera que cuando un medio se salta un embargo, los demás ya no tienen la obligación de estar esperando para publicarlo.

Por su parte, David Readman, me dice que ellos utilizan esta técnica de comunicación cuando hacen una rueda de prensa o presentación de un producto y se entrega información a los medios antes de la fecha oficial de lanzamiento. Los periodistas suelen respetar el embargo, aunque piensa que es una técnica en desuso y que sólo se debería aplicar en casos muy concretos y justificados y sólo cuando la información es muy relevante, ya que con la inmediatez actual no tiene mucho sentido hacerlo. Además, ve absurdo pedirle a un blogger, que escribe de forma inmediata, que aguante una información. A veces lo que suele suceder es que cuando llega la fecha de publicación, la información no se publique, debido a que se han olvidado de ella.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+