Solar Impulse: el avión solar que vuela de noche


Por Antonio Delgado el 21 de septiembre de 2010 - 5:21 pm

Panorámica del “Solar Impulse” Foto: A. Delgado

Tal día como hoy, el 21 de septiembre de 1895, nacía en Murcia Juan de la Cierva, inventor y científico español creador del autogiro, aparato precursor del helicóptero. Cuando de la Cierva contaba con 25 años construyó en Madrid su primer autogiro, el Cierva C.1. La historia de la aviación tiene tan sólo 100 años y parece que no existe nada más allá que el desarrollo de aviones más rápidos con menor consumo de energía y capacidad de personas.

Sin embargo, hay proyectos que nos acercan a los pioneros de la aviación en su lucha por superar barreras que parecían imposibles. Hoy, 21 de septiembre de 2010, ha aterrizado en el aeropuerto de Ginebra el avión solar “HB-SIA”, también llamado proyecto “Solar Impulse”. Este proyecto está liderado por Bertrand Piccard junto con André Borschberg. Piccard es un experimentado aeronauta proveniente de una familia de inventores. Su abuelo, Auguste Piccard, inventó el batiscafo.

Izq.: el piloto André Borschberg junto con Bertrand Piccard Foto: A. Delgado

Comenzaron en 2005 con la idea de diseñar un avión solar que fuera capaz de volar tanto de día como de noche sin otro tipo de autonomía que la energía solar. En abril de este año, se realizó el primer vuelo de prueba sobre las instalaciones de Solar Impulse en Payerne (Suiza) y posteriormente en julio de este año el avión realizó su primer vuelo nocturno, batiendo varios records aeronáuticos al ser el primer avión solar capaz de volar de noche, durante 26 horas y alcanzar la mayor altitud de este tipo de aviones con 8.564 metros.

El avión, que solo tiene capacidad para una persona, tiene un peso de unos 1.600 kilogramos una envergadura de 63,40 metros, comparable a la de un Airbus A-340 pero con la potencia de una motocicleta , unos 40 CV que le dan sus cuatro motores alimentados por 11.628 células solares. La velocidad media es de 70 kilómetros por hora.

El vuelo realizado desde Payerne a Ginebra, forma parte de dos vuelos sobre territorio suizo antes de partir hacía otras aventuras. Mañana volarán de Payerne a Zurich y esperan que durante el año próximo puedan cruzar el océano atlántico camino de su objetivo final que es poder dar la vuelta al mundo sin escalas en cinco etapas.

Una de las partes que más me ha gustado de este proyecto es su compromiso con la educación y el medio ambiente, ya que tienen varias iniciativas pensadas para mostrar sus innovaciones en colegios y por otro lado demostrar a la sociedad que es posible volar de forma autónoma mediante el uso de energías alternativas.

Más fotos que he tomado esta mañana en el aeropuerto de Ginebra:

La envergadura de las alas es lo que mas impresiona. Foto: A. Delgado

La cabina del piloto Foto: A. Delgado

Revisando una de las hélices Foto: A. Delgado

Revisión general antes de volver a despegar Foto: A. Delgado

2 comentarios
  1. Montoya

    mmmmmm… vuelta al mundo sin escalas? 70Km/h? Qué van a comer y beber, dónde van a mear y cagar, por no hablar del síndrome de la clase turista!! Me parece que te la han colado, caspín (desde el cariño)!!!

  2. adelgado

    Te amplio información, pero la tienes en la web del proyecto. Sus planes son la construcción de un segundo prototipo el “HB-SIB” que será más rapido que el actual e incorporará todas las mejoras que están aprendiendo con estos primeros vuelos. Con este segundo avión es con el que quieren cruzar el atlántico. La vuelta al mundo esperan que sea en 2013, pero tienes razón en una cosa, tienen previsto hacerlo en cinco etapas con vuelos de cinco días seguidos.

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+