Así hice el gráfico de los 10.000 aforados


Por Antonio Delgado el 22 de junio de 2014 - 8:23 pm

El viernes pasado tuiteé este gráfico, que enseguida se hizo viral, con más de 2.000 RTs en 24 horas. En él, tras varios días investigando el tema, resumí la situación del aforamiento en España en comparación con otros lugares del mundo. Tres días después, el autor del blog Ciencias y Cosas ha escrito un post (que ha llegado a portada en Menéame) afirmando que he manipulado los datos.

Por alusiones, y obviando el tono y las formas del post, me gustaría hacer algunas aclaraciones:

1) La cifra de unos 10.000 aforados es CIERTA y su fuente, de indudable SOLVENCIA.

En el gráfico me he limitado a visualizar la teoría desarrollada por el catedrático de Derecho Procesal de la Jaume I Juan Luis Gómez Colomer y el profesor de la Universidad del País Vasco Iñaki Esparza en su obra “Tratado Jurisprudencial de Aforamientos Procesales”, un manual considerado como el más importante publicado hasta la fecha en España. De hecho, este manual, no solo ha sido citado como fuente en infinidad de noticias sobre el tema (1,2,3,4,5,6,7,8…) sino también en monográficos y trabajos jurídicos.

La famosa cifra de unas 10.000 personas aforadas en España no me la he inventado yo, sino que está basada en los cálculo de los autores del manual (que podemos desagregar en unos 2.300 políticos, 5.200 jueces y 2.400 fiscales).

Como dijo el Consejo General del Poder Judicial hace una semana, el aforamiento procesal “conduce en ocasiones a situaciones de difícil comprensión” porque “puede significar una afectación del principio de igualdad procesal, al extenderse más allá de los casos previstos en la Constitución y vinculados al principio de inmunidad, persistiendo incluso tras el cese en el cargo, cuando el beneficio deja de tener justificación objetiva para convertirse en un privilegio personal”.

Por todo ello, se plantea “la necesidad de su limitación ad personam” y se propone vincularla “a los hechos cometidos en el ejercicio de la profesión o el cargo y al actual desempeño o ejercicio del mismo, cesando cuando cese aquel”.

Es decir, en España hay tantos aforados y la situación es tan inexplicable que hasta el propio CGPJ lo reconoce y reclama su reducción.

2) Por supuesto que 10.000 aforados NO ES IGUAL a 10.000 políticos.

Pero es que en ningún momento ni mi gráfico ni yo hemos dicho lo contrario.

3) Es difícil hacer un ejercicio de derecho comparado con la
situación en otros países, pero España tiene muchísimos más aforados y en condiciones más extremas que aquellos con los que SÍ se puede comparar.

Los expertos consideran que este tipo de aforamiento que tenemos en España se da en muy pocos lugares. En el informe que hemos citado antes, el CGPJ decía que “en el Derecho comparado, o bien no existe el aforamiento, o los aforados son muy pocos”.
Cuando hablo en el gráfico de países de la UE, me refiero a Alemania, Reino Unido, Portugal, Italia y Francia. Aquí sí, reconozco que debería haber especificado a cuáles me refería.

En cualquier caso, la situación de estos países no es comparable con la española como titulaba El País hace unos meses en “Aforados, la excepción española”.

En cuanto a Estados Unidos, los propios autores del manual del derecho que hemos tomado como referencia afirman que el Impeachment de EEUU es muy distinto a nuestro aforamiento. Por tanto, no estamos hablando de lo mismo y no podemos compararlo.

El Derecho Comparado es una disciplina que busca similitudes en normativas muy diferentes. No es un trabajo que puede hacer cualquier usuario buscando en Google y comparando los textos. Requiere un análisis y trabajo mucho más complejo.

4) Lo largo y difícil NO es más cierto que lo corto y sencillo

Por último, me gustaría hacer una reflexión sobre un sesgo del pensamiento humano relacionado con la longitud de los textos. Tendemos a pensar que una información larga ha sido más documentada que un texto corto o una sencilla visualización, pero una pequeña pieza de información puede tener mucho trabajo invisible detrás. Que algo se haya hecho viral por su capacidad para resumir un asunto complejo no significa que sea falso. Y si alguien tiene dudas, solo tiene que preguntar.

Actualización 08/07/2014.- El Consejo del Poder Judicial ha colgado en su página web el Informe al Anteproyecto de Ley Orgánica del Poder Judicial, en las páginas 164 y 165 podemos leer lo siguiente (las negritas son mías):

(..)hemos de analizar del instituto del aforamiento y la
necesidad o, al menos conveniencia, de su limitación respecto de algunas de
las personas actualmente aforadas, cuyo número se presenta como
excesivamente elevado
. El aforamiento significa una alteración de las reglas
de la competencia objetiva, funcional y territorial, en virtud de la cual un Tribunal fijado legalmente y solo él, es competente para enjuiciar a
determinadas personas, en atención a la función que realizan, estimándose
que dicho Tribunal debe ser superior al que correspondería de no mediar tal
condición. Se pretende justificar la prerrogativa del aforamiento en que las
elevadas funciones de los aforados exige protegerlas, que no pueden quedar
a merced de “venganzas políticas” o del capricho o irresponsabilidad de un
ciudadano. En este sentido, la Sentencia del Tribunal Constitucional 22/1997
declara que “La prerrogativa de aforamiento actúa… como instrumento para
la salvaguardia de la independencia institucional tanto de las Cortes
Generales como del propio Poder Judicial…

Sin embargo, el aforamiento no es una condición inherente al enjuiciamiento
de determinados cargos públicos, mucho menos cuando tiene lugar por
delitos ajenos a la función que desempeña. En este sentido en el Derecho
comparado, o bien no existe el aforamiento, o los aforados son muy pocos.
Así en Portugal e Italia no existe más aforado que el Presidente de la
República
(ante el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional,
respectivamente). En Francia están aforados el Presidente de la República, el
Primer Ministro y sus Ministros. En Alemania, en Reino Unido y en EEUU, no
hay ni un solo aforamiento.

Un comentario
  1. rutas

    Entonces… ¿cómo quedaría la gráfica?
    ¿Sigues dando por buenas las dos cifras de la UE y los EEUU?
    ¿Son cifras de aforados o de personas con “privilegios judiciales”?

Antonio Delgado © 2001 - 2014 | Licencia de uso | Realizado con WordPress | Diseño: fhpdesign | Google+